s谩bado, 25 de marzo de 2017

Protecci贸n del patrimonio cultural en conflictos armados

"La destrucci贸n deliberada del patrimonio es un crimen de guerra y se ha convertido en una t谩ctica de guerra, en el marco de una estrategia global de limpieza cultural, raz贸n por la cual, la protecci贸n del patrimonio trasciende lo cultural para convertirse en un imperativo de seguridad, inseparable de las vidas humanas".


Naciones Unidas / ciberpasquinero

El Consejo de Seguridad aprob贸  por unanimidad una resoluci贸n en la que se insta a los Estados a desarrollar, con la ayuda de agencias de la ONU y de Interpol, una amplia cooperaci贸n policial y judicial para prevenir o contrarrestar todo tr谩fico de bienes culturales que beneficie a terroristas o al crimen organizado. 
El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Pol铆ticos, Jeffrey Feltman, afirm贸 que los grupos terroristas como ISIS explotan los lugares culturales para financiar sus actividades, fortaleciendo sus v铆nculos con la delincuencia organizada.
"Ellos destruyen el patrimonio cultural y socavan el poder de la cultura como un puente entre generaciones, entre diferentes personas de distintos contextos y religiones", dijo.
Los m谩ximos directivos de la UNESCO y de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito aplaudieron la adopci贸n del documento.
Irina Bokova afirm贸 que la resoluci贸n constituye un hito en la toma de conciencia sobre el papel que tiene el patrimonio en la paz y la seguridad.
"La destrucci贸n deliberada del patrimonio es un crimen de guerra y se ha convertido en una t谩ctica de guerra, en el marco de una estrategia global de limpieza cultural, raz贸n por la cual, la protecci贸n del patrimonio trasciende lo cultural para convertirse en un imperativo de seguridad, inseparable de las vidas humanas", dijo.


Por su parte, el director de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, Yuri Fedotov, coincidi贸 con Bokova en declarar el texto como hist贸rico. 
"La destrucci贸n de monumentos como los Budas de Bamiyan , los monumentos romanos en Palmira o los santuarios y mezquitas en Tikrit y Mosul son intentos abominables de borrar la historia", consider贸 Fedotov.
En su intervenci贸n realizada por video enlace, el titular de la UNODC subray贸 la necesidad de fortalecer las capacidades de investigaci贸n, la gesti贸n de fronteras, las medidas aduaneras y la lucha contra el blanqueo de capitales, para lograr que la resoluci贸n no sea letra muerta.
Asimismo, pidi贸 invitar a los museos, comerciantes y al sector tur铆stico a que se unan en la lucha contra la destrucci贸n, el saqueo, la trata y la venta del patrimonio cultural

--

El miedo y su impacto urbano

Para permitir la convivencia y uso del espacio urbano son necesarias condiciones de seguridad m铆nima.


M茅xico, Conacyt / ciberpasqinero

¿Qu茅 significa vivir con miedo? Abrumados por la inseguridad y la violencia, habitantes de diversas ciudades de M茅xico cambian sus rutinas: no salen a la calle en determinadas horas, dejan de visitar sitios espec铆ficos y no permiten que sus hijos menores salgan.
En el pa铆s, 72.4 por ciento de la poblaci贸n mayor de 18 a帽os considera que la entidad en que vive es insegura a consecuencia de la violencia, en tanto que 59.1 por ciento ubica la inseguridad y la delincuencia como los problemas m谩s importantes, seg煤n la Encuesta Nacional de Victimizaci贸n y Percepci贸n sobre
Inseguridad P煤blica (Envipe) 2016.
La relaci贸n entre el miedo y el entorno urbano es analizado por el doctor Alfonso Valenzuela Aguilera, profesor investigador de la Universidad Aut贸noma del Estado de Morelos (UAEM), a partir de las distintas dimensiones
que los habitantes identifican y que est谩n ligadas a la violencia generalizada que prevalece en varias ciudades de M茅xico y Am茅rica Latina.
En el libro La construcci贸n espacial del miedo, el autor cuestiona el uso que se ha dado al miedo como instrumento efectivo de control, incitando un estado de 谩nimo en la poblaci贸n que afecta de manera directa el uso y disfrute de la ciudad.
La obra integra parte del trabajo que ha realizado a trav茅s del Observatorio de Seguridad Ciudadana y Cohesi贸n Social, una plataforma financiada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnolog铆a (Conacyt) que contrasta la informaci贸n delictiva con la percepci贸n de inseguridad a partir del territorio, adem谩s de identificar las causas sociales subyacentes para as铆 dise帽ar pol铆ticas y programas de prevenci贸n que mejoren la calidad de vida de la poblaci贸n.

Impacto del miedo

Valenzuela sostiene que el incremento en los 铆ndices delictivos, as铆 como de la percepci贸n de inseguridad en el pa铆s, ha incentivado el inter茅s acad茅mico por la relaci贸n entre el miedo y el entorno urbano.
El an谩lisis considera tem谩ticas de representaci贸n, discursos, escalas y contextos basados en investigaciones emp铆ricas que tienen la intenci贸n de explorar las narrativas y representaciones culturales que
favorecen la construcci贸n espacial del miedo, en tanto que cuestiona el papel de las estrategias de vigilancia y la forma en que se fortalecen en torno a los grupos dominantes.
A decir del propio autor, "cuando la gente tiene miedo —hoy m谩s que nunca— teme a manifestarse e incluso a congregarse, porque se utiliza de distintos modos, y esto afecta de manera directa el uso y disfrute de
la ciudad".

Investigaci贸n social y urbanismo

Detalla que el reconocimiento de la referida obra en la XX Bienal Panamericana de Arquitectura hace unos meses en Ecuador, habla del inter茅s en el 谩rea de la arquitectura y el urbanismo por darle una dimensi贸n interdisciplinar a las problem谩ticas sociales actuales.
"El impacto de los proyectos de arquitectura y urbanismo no alcanzar铆a el resultado esperado si la gente no puede utilizar espacios como parques p煤blicos o proyectos habitacionales debido a cuestiones de inseguridad o de
violencia", se帽ala.
Y es que, refiere, La construcci贸n espacial del miedo toca un tema central en donde se argumenta que para permitir la convivencia y uso del espacio urbano son necesarias condiciones de seguridad m铆nima para que la gente pueda disfrutar de la ciudad, utilizarla y moverse libremente.
En ese sentido, el doctor Alfonso Valenzuela hace hincapi茅 en que las disciplinas espaciales como la arquitectura y el urbanismo no pueden ser ajenas a la problem谩tica de la inseguridad y deben considerarla como un factor central en la producci贸n de las ciudades.
"Tenemos que construir espacios seguros, espacios articulados y tenemos que reconocer que vivimos en un medio complejo, ya no es nada m谩s hacer proyectos bellos y funcionales sino que tambi茅n deben estar insertos dentro
de la din谩mica social", concluy贸.

Para mayor informaci贸n, escribir a aval@uaem.mx

jueves, 23 de marzo de 2017

Deportaciones de madres, violenta derechos de hijos nacidos en EU

En la gran mayor铆a de los casos estas madres no califican para regresar a Estados Unidos, por lo que se opta por ayudar a traer a M茅xico a sus hijos; sin embargo, los hijos est谩n acostumbrados a otro tipo de vida en el vecino pa铆s.


M茅xico / ciberpaquinero

"Los ni帽os tienen derecho de crecer en el pa铆s donde nacieron, pero al deportar a sus madres indocumentadas, las autoridades de EU, est谩n violentando el derecho de esos hijos de crecer con sus padres, y eso es algo en lo que tendr铆an que trabajar".
Las deportaciones de madres de familia indocumentadas implementadas por las autoridades de Estados Unidos, violentar铆an el derecho fundamental de sus hijos nacidos en ese pa铆s, de crecer al lado de sus progenitoras.En ese sentido, la responsable del Instituto Madre Assunta de ayuda para mujeres migrantes y deportadas, Mary Galv谩n, indic贸 que aunque las madres no tienen alternativa ante la falta de documentos para vivir en Estados Unidos, sus hijos s铆 la tienen por haber nacido ah铆.
Indic贸 que se encuentran a la expectativa ante la gran cantidad de estas personas que se espera sean repatriados del vecino pa铆s, y las consecuencias sociales y familiares que ello conlleva.
Entre 茅stas se encuentran, precisamente, la separaci贸n familiar: madres latinas separadas de sus hijos estadunidenses, "se prev茅 todo un proceso doloroso por esta separaci贸n, pues ellas no podr铆an traerse a sus hijos", subray贸.

Reunificaci贸n en M茅xico
Sin embargo, una posible reunificaci贸n familiar con madres mexicanas aqu铆, en este pa铆s, conllevar铆a a un fen贸meno que ya se present贸 en a帽os anteriores en M茅xico con este tipo de situaciones familiares, dijo.
Se帽al贸 que aunque existen procesos legales, e incluso este centro cuenta con un abogado para casos como 茅ste, la realidad es que de lograrse esta reunificaci贸n familiar, traer a los hijos con la madre, conlleva un proceso de adaptaci贸n que generalmente no se da.
Explic贸 que en la gran mayor铆a de los casos estas madres no califican para regresar a Estados Unidos, por lo que se opta por ayudar a traer a M茅xico a sus hijos; sin embargo, los hijos est谩n acostumbrados a otro tipo de vida en el vecino pa铆s.
Llega un momento en que despu茅s de esta reuni贸n, pasado un tiempo resienten el estilo de vida, en algunos casos m谩s c贸modo en el vecino pa铆s, "y es cuando deciden regresar a los hijos a Estados Unidos con alg煤n familiar", apunt贸.

Las aguas residuales tambi茅n pueden ser herramientas para el desarrollo sostenible

Las naciones de bajos ingresos s贸lo se trata un 8% de las aguas residuales dom茅sticas e industriales, un porcentaje muy peque帽o comparado con el de los pa铆ses desarrollados, donde un 70% de esas aguas son sometidas a tratamiento.

ONU / Ciberpasquinero

Aguas residuales como las que quedan despu茅s de lavar los platos o incluso utilizar el ba帽o, pueden ser un recurso inestimable para satisfacer la creciente demanda mundial de agua dulce y diversas materias primas.
Este es uno de los mensajes incluidos en el Informe de la ONU sobre el Desarrollo de los Recursos H铆dricos en el Mundo 2017, lanzado este mi茅rcoles en Sud谩frica, con motivo del D铆a Mundial del Agua.
Seg煤n ONU-Agua, en las naciones de bajos ingresos s贸lo se trata un 8% de las aguas residuales dom茅sticas e industriales, un porcentaje muy peque帽o comparado con el de los pa铆ses desarrollados, donde un 70% de esas aguas son sometidas a tratamiento.
Daniela Bostrom, es la portavoz del Programa Mundial de Evaluaci贸n de los Recursos H铆dricos de la ONU.
"Si el agua no se trata y se regresa al medio ambiente esto causa toxicidad y puede afectar la biodiversidad", dijo.
La contaminaci贸n con agentes pat贸genos procedentes de los excrementos humanos y animales afecta a casi un tercio de los cursos fluviales de Am茅rica Latina, 脕frica y Asia, y pone en peligro la vida de millones de personas. Esto contribuye a la propagaci贸n de enfermedades tropicales como el c贸lera y el dengue.
El Informe de la ONU sobre el Desarrollo de los Recursos H铆dricos en el Mundo 2017, advierte que en un futuro pr贸ximo el volumen de aguas residuales que necesitan tratamiento aumentar谩 dram谩ticamente en los pa铆ses menos desarrollados y si no se toman medidas ahora, la situaci贸n podr铆a convertirse en cr铆tica. 
S贸lo en 2012, m谩s de 800 mil personas murieron a causa del agua contaminada.
En el reporte, ONU-Agua exhorta a reutilizar las aguas residuales, perdiendo el estigma de beber las aguas correctamente procesadas y tambi茅n a verter menos.
"Las municipalidades pueden limpiar sus calles con 茅stos l铆quidos, las empresas pueden utilizarlos para sus sistemas de calefacci贸n y refrigeraci贸n", agreg贸 Bostrom.
Se espera que para 2020 aumente en un 50% el mercado para el tratamiento de aguas residuales destinadas a usos industriales. 
Debido a su contenido org谩nico, estas aguas tambi茅n son 煤tiles como fertilizantes a nivel agr铆cola y sus minerales pueden ser extra铆dos para producir biog谩s y energ铆a.
En el D铆a Mundial del Agua, la ONU record贸 que podemos dejar de aportar al crecimiento desmedido de las aguas residuales con medidas tan simples con cerrar la llave cuando nos cepillemos los dientes.